25 junio, 2011

Angelo

Este es Angelo. El llegó a esta casa hace 5 años. No precisamente en un día como hoy, pero si recuerdo que fué una noche durante el inicio del verano. Por alguna razón, siendo aún cachorro, lo dejaron abandonado en un camión de remolque que estaba estacionado afuera de mi casa, mi mamá lo tomó y desde entonces nos ha acompañado.

Se lleva muy bien con los gatos, aunque muchas veces les roba su comida, o les arrebata el producto de alguna cacería. Sólo le ladra a los burros de carga que pasan por la calle. Come pizza, croquetas y huesos. No le gusta la cerveza caliente, ni que fume cerca de él. Le tiene miedo a la pirotecnia, a los balazos y a los matlachines, le asustan los ruidos fuertes. 

En las noches duerme al pie de mi cama, le dejo la puerta abierta para que salga a la azotea con rapidez, por si escucha algo raro durante la noche. Desde un principio quise ponerle Benedicto, pero le empezaron a llamar Angelo y así se le fué quedando el nombre. Yo sólo le llamo perro. 

Foto de 2009, por Abigail Capetillo, edición por un servidor. 
(De hecho pueden ver a Abby reflejada en las pupilas de Angelo, mientras le tomaba la foto)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario